• Esta práctica se basa en que todos los sistemas del cuerpo trabajan de forma conjunta, por lo que una alteración en uno puede afectar a los demás

  • Las diferentes técnicas puedes ayudarte con problemas musculares, digestivos e incluso más concretos, como los derivados del embarazo

¿Cómo puede ayudarte la Osteopatía? Es una pregunta mucho más compleja de responder de lo que pareciera, pues su enfoque holístico y el uso de técnicas personalizadas y únicas por cada persona tratada hacen que esta práctica sea una de las más completas. Así pues, desde Centro Holístico Málaga queremos aclararte en qué consiste y cómo de útil puede serte.

En primer lugar hay que indicar que la Osteopatía en que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y, por tanto, los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros. Por lo tanto, estas técnicas pueden servir desde para aliviar el dolor, hasta para restaurar determinadas funciones del cuerpo o mejorar la salud e incrementar el bienestar.

El tratamiento osteopático, por todo ello, consiste en tratar las disfunciones, la hipermovilidad y la hipomovilidad, que se pueden encontrar en la columna vertebral, la articulación, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras y el cráneo. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas.

Embarazos y problemas digestivos

Pero más allá de lo que se pueda pensar acerca de las utilidades de la osteopatía, esta es útil para hacer frente a numerosas disfunciones de nuestro cuerpo. Así, por ejemplo, puede ayudar a combatir los dolores en mujeres embarazadas, para permitir así un correcto desarrollo uterino. Por ejemplo, se utilizan técnicas de esta práctica para combatir el dolor limbopélvico, que puede ser punzante y suele empeorar con el movimiento de los miembros inferiores.

Pero la osteopatía no solamente se utiliza para combatir afecciones musculares o dolores, sino que estas técnicas también se usan para hacer frente a problemas intestinales y digestivos. Muchas veces, la propia persona que acude a ser tratada no sabe que el problema es de índole digestiva, ya que puede manifestarse con dolores lumbares, por ejemplo, pero en pocas sesiones este suele estar resuelto. También se pueden abordar congestiones de órganos o espasmos viscerales.

Por todo ello, y por mucho más, la osteopatía y sus técnicas son de lo más completas y pueden ayudarte a resolver una gran cantidad de problemas que tu cuerpo puede experimentar. Además, su enfoque holístico permite ir al verdadero foco del problema, por lo que la curación es mucho más completa.